Blair Witch – Análisis Xbox One

En 1999, hace 20 años, se lanzó en los cines de medio mundo una película llamada “el proyecto de la bruja de Blair,” escrita y dirigida por Daniel Myrick y Eduardo Sánchez. El largometraje no solamente supuso una sorpresa para el espectador sino que también marcó un antes y un después dentro del género de terror, al poner el punto de vista de la narración desde la primera persona e integrar las imágenes como si de un video doméstico se tratase, dándole así un halo de realismo. La historia era sencilla, tres jóvenes cineastas desaparecieron mientras caminaban en las Colinas Negras cerca de Burkittsville, Maryland en 1994. Mientras filmaban un documental sobre una leyenda local conocida como «La bruja de Blair», estos tres jóvenes no fueron vistos nunca más, y un año más tarde todo su equipo fue descubierto en dicho bosque. Este «metraje recuperado» fue presentado como la película que los espectadores están viendo. ​El filme fue recibido positivamente por los críticos y obtuvo 248 millones de dólares a nivel mundial, convirtiéndose en la película más exitosa de todos los tiempos, tomando en cuenta la relación inversión/taquilla. Cada dólar invertido produjo diez mil dólares aproximadamente, fenómeno único en la historia del cine.

En el año 2000 salió una secuela, en este caso con un carácter más típico del género slasher adolescente, y en 2016 una adaptación moderna de la película original. A principios del milenio también hubo algunos videojuegos, pero ninguna de estas obras provocó el mismo impacto que la primera película. Tras dos décadas, con el fin de recuperar su legado y con la celebración de su vigésimo aniversario, nos llega Blair Witch, videojuego de terror sicológico para las plataformas de Xbox one y PC. A cargo del título, se encuentra Bloober Team, creadores de grandes títulos como Layers of Fear y Observer.

Siguiendo el planteamiento de la película original, Blair Witch nos hace volver al bosque de Burkittsville, esta vez poniéndonos en la piel de Ellis y su perro llamado Bullet. Ellys  es un hombre con un traumático pasado que decide adentrarse en dicho bosque en busca de un niño perdido llamado Peter Shannon. La historia tiene lugar en 1996, dos años después de los acontecimientos retratados en la primera película. Y tal como imaginábamos, en este bosque no todo es un camino de rosas. En la introducción del juego empezamos directamente con Ellys aparcando el coche y preparándose para emprender la búsqueda. Se encuentra completamente solo (a pesar de que hay otros coches de policía aparcados cerca) y asume la responsabilidad de iniciar la búsqueda junto a Bullet. A lo largo del juego vemos flashbacks sobre su pasado que nos ayudaran a entendermas a nuestro personaje, su relación con Jess (su chica), y cómo han llegado a esa situación… puesto que una partida normal solo dura alrededor de cinco horas, no voy revelar mucho más de la historia para no caer en spoilers. Todo lo que hay que saber es que no somos un policía de Racoon City, ni un delta forcé. Somos un tipo normal y corriente con ninguna habilidad especial. Estamos solos e indefensos en un bosque que ya se ha cobrado muchas víctimas y cuya reputación ya todos conocemos. Decidme si el bosque de Burkittsville no es la mejor premisa para un juego terror…

Como decía antes, Bloober Team siempre ha intentado darnos en sus obras un terror tirando más al lado psicológico del término, metiéndose de lleno en las cabezas de los protagonistas de sus historias. Y, como ya hicieran en Layers of Fear, toda la trama de Blair Witch gira alrededor de Ellis, de sus problemas y de cómo estos le afectan mentalmente a medida que avanza perdido por el bosque de Burkittsville. De hecho, él es un personaje que sufre crisis de ansiedad y eso nos va a afectar en la jugabilidad. Por otro lado, la obra de Bloober Team bebe directamente de sus orígenes, regalándonos una ambientación y escenarios que enamorarán a los más fanáticos del mito de la Bruja de Blair y todo lo que lo rodea. Cada rincón del bosque parece que está sacado de la propia película, y el ritmo que tienen tanto la historia como sus protagonistas consiguen generar en todo momento esa misma ansiedad por lo desconocido que pude vivir la primera vez que vi la película original. Tiene presente aspectos sicológicos y paraoides pero no deja de ser, en cierto modo, un tren de la bruja.

El juego tiene varios finales según la forma en que tratamos a nuestro amigo canino, otras decisiones que tomemos, como el tiempo que usamos el teléfono para responder llamadas y leer mensajes o la posibilidad de destruir los famosos tótems. Todo esto en su conjunto suma o resta y tiene consecuencias en la historia.

Blair Witch en un tren de la bruja con sus susto bien preparados cada uno en su lugar, por lo que hablamos de un juego totalmente lineal. Técnicamente el mapa en el que nos movemos por el bosque es abierto, pero mediante el uso de muros, montones de troncos y otras medidas sutiles se delimita el camino que debemos seguir. Aunque esto no quiere decir que no puedas salirte del camino para explorar un poco y descubrir algún que otro secreto escondido fuera de la ruta habitual. A la luz del día, el escenario resulta inquietante y perturbador, pero esto se magnifica hasta el infinito cuándo proseguimos nuestra búsqueda al caer la noche… Para guiarnos en la oscuridad solo contamos con una linterna y el modo de visión nocturna de una cámara de vídeo.

Con respecto a la cámara de video, existe una particularidad; y es que para desbloquear puertas o resolver ciertos puzles usaremos cintas que encontramos para la cámara. Como giro sobrenatural, lo que vemos a través de la cámara influye en los objetos correspondientes del entorno, por lo que si vemos una puerta cerrada es posible que en algún momento de la grabación de una cinta, esa puerta se abra y podamos cruzarla. Es un elemento extraño, pero teniendo en cuenta el lugar en el que nos encontramos podemos pasarlo por alto y entender su rareza. Después de todo, este bosque y cuanto mora en él trata de manipular nuestra percepción de la realidad, por lo que ya no tenemos ni idea de lo que es real y lo que no.

De cualquier manera, todo se vuelve muy agobiante, y es entonces cuando nos topamos con uno de los elementos del título que más me ha escamado; y es que de forma parecida a lo que pudimos ver en Alan Wake, viviremos diferentes encuentros con enemigos a los que tendremos que atacar con la luz de la linterna para que desaparezcan. Son invisibles y se manifiestan como figuras borrosas que solo son tangibles por unos segundos. Esto encuentros se pueden contar con los dedos de una mano y, personalmente, los he encontrado completamente innecesarios, ya que creo cortan completamente el rimo que intenta tener la aventura. Además de que no parecen tener ninguna relación con la historia principal o la mitología del bosque. Aun así, hubo momentos que me resultaron más espeluznantes, cuando las criaturas son totalmente visibles y debemos usar la pantalla de la cámara, que muestra sus contornos en color rojo, para identificarlas y esquivarlas por el bosque totalmente a oscuras.

Como decíamos antes, Ellis no es un soldado de elite ni tampoco tiene ninguna habilidad especial por lo que la jugabilidad se basa en andar, correr y agacharse. Por supuesto dispondremos de objetos que nos ayudaran en nuestro oscuro camino, como ya dijimos, tenemos la linterna y la cámara; tenemos una mochila para guardar los documentos, objetos y coleccionables que nos vayamos encontrando; pero nuestra posesión más valiosa es la relación entre Ellis y Bullet.

Su perro, es junto con la ambientación, el mejor aspecto que presenta este Blair Witch sin ningún tipo de duda. Hay toda una serie de comandos con los que podemos regañarle, ordenarle que se quede quieto, hacer que nos siga y, lo más importante, pedirle que busque. Con esta última función nos trae objetos importantes para la historia o simplemente cosas que encuentra. Por supuesto, también podemos acariciarlo y darle premios cuando se porta bien. Bullet no nos servirá sólo para darle órdenes y encontrar pistas y así poder avanzar, sino que con él estableceremos un vínculo tan intenso que nos hará temer por nuestra seguridad si no lo tenemos cerca. De hecho los estados de ánimo del protagonista se verán así afectado si perdemos de vista a su amigo, produciéndole ataques de pánico que pueden ser fatales. Aquí el dicho de que el perro es el mejor amigo del hombre cobra un sentido completamente literal, con el que acabaremos cogiendo bastante cariño hasta simpático can.

Esto, sumado a unos puzzles que, en general y con la excepción de las cintas con las que podremos cambiar la realidad, son demasiado sencillos y bastante pobres. Se podría decir que Blair Witch intenta jugar con muchas propuestas jugables de diferentes juegos dentro del género, pero debido a ello se pierde tanto dentro de las mismas que no consigue hacer una realmente bien, quedándose a medio camino dentro de su jugabilidad.

El título es una maravilla visual, sobre todo en cuanto al uso de la luz y la oscuridad. La linterna y el resto de luces artificiales se utilizan con moderación y los eventos que tienen lugar de día ayudan a mantener un equilibrio constante, puesto que no todo es abrirse paso por el bosque en mitad de la noche. El escenario es posiblemente la parte más efectiva del miedo que evoca Blair Witch. El juego, a pesar de su ambientación sombría, tiene unos escenarios realmente bellos y consigue que te metas completamente dentro de las vivencias de Ellis y Bullet. Además, hay muchos escenarios aterradores que garantizan que no veamos siempre lo mismo, ya que constantemente encontramos localizaciones muy detalladas que podemos explorar. En las casas y pasillos nos sentiremos acorralados pero aun así podemos protegernos de ciertos ángulos, todo lo contrario que en el bosque. El bosque es una enorme extensión que llega a todas direcciones, por lo que nunca sabemos con certeza quién puede estar observándonos ni qué nos espera detrás de un árbol o de algún arbusto, sensaciones que que amplifican al caer la noche, ya que no podemos ver más allá de un par de metros con nuesra linterna, lo que da lugar a una experiencia realmente escalofriante. El bosque y sus diferentes escenarios hacen que estemos en constante tensión, sin saber qué peligro nos espera a continuación. Esa angustia tan característica de la película en la que se basa está conseguida de forma sobresaliente, y mezclado con ese terror psicológico tan característico del estudio, convierten a Blair Witch en un soplo de aire fresco. Los fans de la franquicia también agradecerán la aparición de la casa de la primera película. Es un verdadero placer explorarla, pues la han recreado hasta el más mínimo y espeluznante detalle.

En lo técnico, Blair Witch presenta una optimización en xbox que en muchas ocasiones durante la aventura deja bastante que desear, con unas bajas de frames muy notorias en ciertos puntos del bosque. Se trata, sin duda del lunar más negro y grande que presenta lo nuevo de Bloober Team, estropeando una experiencia de terror en la que es realmente importante que todo vaya fluido en todo momento. Y lo cierto es que aunque no convierte al título en algo injugable, es una pena que no se haya cuidado más este apartado.

Todo lo contrario al apartado técnico es el apartado sonoro. Sencillamente sobresaliente, con voces y sonidos que si jugáis con casos os harán erizar la piel del miedo. Se recurre a escalofriantes gritos de fondo, el rumor del viento o de la lluvia, ramas que se parten, la respiración agitada de Ellis, sonidos ambientales que magnifican el terror nocturno… Y por supuesto un doblaje en ingles que cumple muy bien su papel y una traducción al español con un tamaño en la letra muy legible. Como apunte final, destacar la canción de créditos llamada Where Are You (feat. Peter Klett – Brunon Lubas).

Conclusión

Blair Witch no es perfecto, de hecho está muy lejos de ese concepto pero es un paso en el buen camino. Siendo yo, alguien que ha consumido todos los largometrajes de la franquicia, su propuesta, su ambientación y su historia, me parecen un claro ejemplo de cómo adaptar una licencia tan compleja como la Bruja de Blair, convirtiéndolo en un producto audiovisual que cualquier amante del género debería probar. Sin embargo, y a pesar de su empeño me da la sensación de que sigue quedándose a medio camino de lo que podría haber sido y de lo que ha acabado siendo. Aun así, realmente he disfrutado Blair Witch y lo que pretende, y creo que eso es lo que de verdad importa cuando te pones al frente de este tipo de obras. Es el mejor trabajo de Bloober Team hasta la fecha y no es solo un regalo para los fans de la franquicia, sino para todos los fans del género de terror. Resulta efectivo y consigue tenernos en tensión mientras avanzamos por el bosque, justo como cuando vimos perderse a los tres estudiantes de cine en 1999.

Review
  • El mejor juego sobre la bruja de BlairTotal Score
    Puntos Positivos

    - La ambientacion de Black Hills
    - La banda sonora
    - Nuestro acompañante canino

      Puntos Negativos

      - Bajasdas de framerate
      - Las mecánicas y enemigos son algo pobres

        Leave a Comment

        Login
        Loading...
        Sign Up

        New membership are not allowed.

        Loading...