CRASH BANDICOOT 4: IT’S ABOUT TIME – Análisis

Después del celebrado regreso en forma de remake, Activision realmente quiere hacer de una de sus mascotas algo interesante nuevamente y viene a plantear una gran pregunta. ¿Puede Crash Bandicoot convencer con un nuevo juego? Con Crash Bandicoot 4: It’s About Time, hay un sucesor real que ofrece nuevos niveles, nuevas ideas e incluso una apariencia diferente y renovada. El resultado es tan divertido como estamos acostumbrados los jugadores de su época pero también trayendo una gran experiencia a nuevos jugadores.

Cualquiera que espere un concepto de juego diferente de Crash Bandicoot está equivocado. En esencia, Crash 4 es de nuevo un plataformero desafiante que nos lleva a través de niveles 2.5D variados pero lineales. Un sinfín de viajes extravagantes de descubrimiento a través de mundos semiabiertos y sin perder la escencia principal de la marca Crash Bandicoot. 

A primera vista, todo parece igual que antes, pero Crash Bandicoot 4 tiene muchas ideas nuevas.

Finalmente es la hora

Crash Bandicoot 4: It’s About Time comienza después de los eventos de Crash Bandicoot 3: Warped y, en términos de historia, ignora todas las ramificaciones que no provienen del desarrollador de la serie original Naughty Dog. Los villanos N. Tropy, Dr. Neo Cortex, N. Gin, Uka-Uka y N. Brio se liberan de su “prisión dimensional” y abren brechas en el continuo espacio-tiempo. Con esta intro y muy pero muy al estilo tradicional, nuestros protagonistas deben parar los planes de sus enemigos.

Es cierto que el arco de suspenso en Crash Bandicoot 4: It’s About Time no hará que nadie se muerda las uñas de emoción. Sin embargo, la historia sorprende con algunos trucos para viajar en el tiempo, sumando diálogos realmente divertidos y muy bien pensados. De hecho, las escenas de corte son demasiado cortas, especialmente dado el amplio elenco. Algo que sin duda da la indicación de que el juego se basa puramente en el gameplay, pero sin dejar grandes momentos.

El tema del espacio-tiempo no solo recorre la historia, Crash Bandicoot 4: It’s About Time también se basa en las dimensiones y los cambios de tiempo en términos de configuración de nivel. Por ejemplo, viajamos por mundos de diferentes épocas: un post-apocalipsis distópico en 2084, un mundo pirata caribeño en 1717 o una instalación de investigación helada en 1954. Todas las secciones tienen su propio encanto, sus diseño exclusivo y siempre con muchos detalles amorosos.

Lo que los jugadores de N.Sane Trilogy deberían notar de inmediato es el nuevo diseño artístico de Crash Bandicoot. Mientras que el remake tendía a depender de formas rígidas, el mundo y los personajes ahora parecen mucho más elásticos, como si la antigua mascota de PlayStation hubiera surgido directamente de una caricatura. No es de extrañar, porque sus los desarrolladores enfatizaron que series de animación como Looney Tunes proporcionaron la inspiración para el aspecto (mucho más adecuado). Por lo cual vamos a ver detalles y estilizaciones, pero Crash ahora ya tiene una forma renovada, con muchos movimientos, muecas particulares y movimientos de lo más atractivos. Todo muy atado a su personalidad rebelde, torpe y descuidado.  

Saltos, corridas e invitaciones especiales

En términos de diseño de niveles y mecánica del juego, Crash Bandicoot 4 es sin duda lo mejor que e jugado este año. Ningún nivel es similar al otro y los elementos Jump & Run están en constante rotación. A veces saltamos por complejos pasajes de plataformas, a veces atravesamos la zona en vehículos, a veces huimos de los dinosaurios. Y luego están las nuevas “Máscaras cuánticas”, que en ocasiones nos dotan de habilidades especiales y que se pueden recoger en los niveles.

Máscaras cuánticas

  • Lani-Loli: Con solo presionar un botón, cambiamos las dimensiones, lo que hace que algunos objetos en el entorno sean permeables o sólidos. El tiempo lo es todo aquí.
  • Kupuna-Wa: Con esto podemos ralentizar el tiempo para hacer accesibles las plataformas de carreras por un momento.
  • Ika Ika: La fuerza de la gravedad se puede girar si se desea y de repente estamos caminando por el techo.
  • ‘Akano: Permite giros largos y nos deja flotar hasta plataformas lejanas.

También forman parte del juego los personajes invitados jugables, que a su vez tienen sus propias habilidades. A diferencia de Crash o Coco, solo controlamos a estos personajes en niveles seleccionados, que se adaptan completamente a sus habilidades individuales.

Personajes invitados jugables

  • Tawna puede patear correctamente, es significativamente más grande que Crash o Coco y, sobre todo, puede usar su gancho de agarre para destruir cajas que están lejos o para alcanzar plataformas.
  • Dingodile es lento y tranquilo , pero puede usar su enorme aspiradora para aspirar barriles explosivos y dispararles a los oponentes. Al mismo tiempo, la ventosa también sirve como una herramienta que permite a los dingodiles flotar sobre amplios abismos.
  • Dr. Neo Cortex no tiene un doble salto, pero tiene un avance rápido que también puede usar en el aire. Con su pistola láser, también puede convertir a los oponentes en plataformas rígidas o elásticas.

Si bien la jugabilidad principal de Crash y Coco recuerda a los nítidos Jump & Runs de los años 90, las máscaras Quantum y los personajes invitados ponen en juego sus propios elementos de rompecabezas. En las secciones respectivas, no solo se requiere habilidad sino también pensamiento. Porque cuando saltamos entre dimensiones bajo la presión del tiempo y giramos la fuerza de la gravedad, se requiere toda nuestra concentración.

Afortunadamente, los controles no se interponen en nuestro camino aquí. Funcionan de maravilla, incluso en momentos donde, dependiendo de la perspectiva de la cámara, puede ser difícil colocar saltos con precisión. Aunque existe la sombra de Crash / Coco, que indica aproximadamente dónde estamos en este momento, pueden ocurrir rápidamente errores innecesarios al caminar hacia adelante o alejarse de la cámara. Al principio suceden los momentos más difíciles dependiendo de la experiencia en el género pero el entorno puede confundir muchas veces. 

Algo de información sobre el modo multijugador
En esencia, Crash Bandicoot 4: It’s About Time es una experiencia para un solo jugador. Pero si lo desea, puede probar algunos modos multijugador. Pero no espere una función de pantalla dividida. En cambio, los desarrolladores confían en la mecánica del asiento caliente: tenemos que pasar el controlador para que todos puedan turnarse. Hay dos tipos de juego disponibles:

Batalla de Bandicoot: De 2 a 4 jugadores compiten en carreras de puntos de control uno tras otro o obtienen puntuaciones altas destruyendo cajas bajo presión de tiempo.

Pase N. Jugar:De 2 a 4 jugadores se alternan después de cada muerte o cada puesto de control, mientras que el juego realiza un seguimiento de quién jugó mejor en segundo plano.

La idea detrás de los conceptos multijugador de la vieja escuela es buena, pero Bandicoot Battle y Pass N. Play no son más que un bono.

(Casi) tan difícil como lo era entonces

Los niveles de Crash 4 realmente son tan maravillosos como los son de difíciles. Aquí los desarrolladores de Toys for Bob (Spyro: Reignited Trilogy) se mantienen fieles a la plantilla: incluso los errores más pequeños nos llevan a caer al abismo, ser empalados o devorados por los oponentes. De 10 a 15 muertes en un nivel son completamente normales, especialmente en el curso posterior del juego. Afortunadamente, hay dos niveles diferentes de dificultad para elegir:

-En modo retro, todo sigue igual. Tenemos una cantidad predeterminada de vida y tan pronto como se agotan, se restablece al comienzo del nivel. El nuevo modo moderno relaja el asunto, porque aquí simplemente se restablece el último punto de control (ubicado en una posición justa) con cada muerte. Aquí no hay vidas limitadas. La frecuencia con la que morimos, también lo averiguamos aquí, porque eso está incluido en la calificación que recibimos después de completar un nivel. Todo muy detallado y lleno de información para poder ir completando cada nivel y ver en donde es donde tenemos que afinar la punta.

Hay varios desafíos que dominar por nivel para terminar con un progreso del juego del 100 por ciento (o incluso más). Por ejemplo, TODAS las cajas deben ser encontradas y destruidas, el 80 por ciento de los frutos de wumpa recolectados y el nivel debe completarse con un máximo de tres muertes. Si logramos completar todos los desafíos, una máscara especial para Crash o Coco cae como recompensa. Afortunadamente, no hay microtransacciones para simplemente comprar estas máscaras con dinero real, por lo cual todo depende de la experiencia y la habilidad para conseguirlas.

Un final lleno de fiebre coleccionista

El valor de repetición de los niveles es bastante alto debido a los muchos objetivos y también requiere algo de paciencia para dominar. Cada uno de estos niveles complejos va evolucionando de tal manera que también se más difícil llegar a cumplir todos sus requisitos. Y es precisamente en esta rejugabilidad donde reside el gran atractivo de Endgame de Crash Bandicoot 4. El final de la historia está lejos de terminar. Simplemente jugar a través de los muchos niveles en el camino hacia el jefe final (sí, también hay peleas de jefes muy entretenidas) es solo la mitad de la batalla.

La verdadera variedad de diseños de niveles y los grandes desafíos del juego solo se hacen evidentes cuando exploramos cada rincón y descubrimos todos los secretos y escondites. Incluso aquellos que han recolectado todas las frutas y destruido todas las cajas pueden enfrentar los desafíos de tiempo que nos hacen correr por los mundos como un speedrun. E incluso entonces están los niveles N.Verted mencionados, así como las cintas de flashback particularmente nítidas. Claramente uno va pasando por los niveles y entiende que va a tener que volver en algún momento, el desafío es increíble y para aquellos que no puede dejar las cosas para después sin duda cada nivel va a tomarles más de un par de pasadas. 

En el caso, por ejemplo, de las cintas de grabación primero deben descubrirse y desbloquearse. Entonces podremos dominar secciones particularmente difíciles que nos hacen retroceder en el tiempo antes del primer juego de Crash Bandicoot y en las que las plataformas consisten casi exclusivamente en cajas frágiles. En el improbable caso de que encuentres que Crash Bandicoot 4: It’s About Time es demasiado fácil, obtendrás una gran cantidad de contenido hardcore para llevarte a tus límites. Promesa de viejo jugador de la saga. 

Más que un digno sucesor

Crash Bandicoot 4: It’s About Time es una prueba de que los regresos más jóvenes de algunos de los clásicos de los 90 no solo funcionan por su nostalgia. Con numerosas ideas nuevas y mucho alcance, se nos ofrece un Jump & Run completo que se destaca por sí mismo y no se duerme en los laureles de antaño. Afortunadamente para todos los fanáticos, el encanto de la serie aún se conserva y tranquilamente se aggiorna a las nuevas tecnologías más no quedar relegado al pasado. 

Sí, algunos pasajes de salto son más frustrantes de lo que deberían ser, la adición multijugador es olvidable y tal vez la historia merezca un poco más de tiempo en pantalla. Sin embargo, Crash Bandicoot 4 puede llamarse con confianza a sí mismo un digno sucesor de la icónica trilogía de PS1. Y definitivamente habrá algunos fanáticos que considerarán la última rama como lo más destacado de Crash Bandicoot hasta ahora.

Leave a Comment

Estamos en Vivo!
¡Cuanto Pochocolo!
Login
Loading...
Sign Up

New membership are not allowed.

Loading...