Green Hell – Análisis

Hace un tiempo que venía viendo cosas de Green Hell. No es un género que me llame la atención o que disfrute demasiado al jugar, pero me encanta ver a streamers lidiar con este tipo de juegos de supervivencia. Mi código llego hace poco y con ello la posibilidad de sentir en carne propia la desesperación de no tener agua, caer en la locura o incluso algo tan sencillo como tener luz para explorar y conseguir comida.

Estas son unas primeras impresiones sobre un juego que viene en desarrollo por mucho tiempo y que ha sabido ir evolucionando y creando parche a parche una experiencia cada vez más realista, llena de detalles y situaciones que claramente están pensadas para llevarnos a la muerte si no tomamos las medidas correctas a tiempo. 

En este caso y siendo un juego que ya hace un buen tiempo que anda dando vueltas me pareció interesante centrarme en las novedades que se van generando con sus últimos parches. Sobre todo, con su nuevo apartado en cooperativo, lo cual trajo un apartado al juego que se venía pidiendo ya hace bastante tiempo. Esto junto a diferentes funciones y agregados que vamos a ir detallando en esta nota. 

Lo primero a marcar es la posibilidad de jugar con cuatro amigos o desconocidos. Con esto vamos a tener que ir sobreviviendo a diferentes situaciones a la vez que progresamos. Construir nuestro refugio, encontrar alimento, agua potable y a la vez no dar pasos en falso es solo lo primero a tener en cuenta. Saber que, por encima de esto, todo lo que tengamos disponible se divide, tenemos que cuidar a nuestros compañeros y además coordinar para cumplir diferentes objetivos, la vara de dificultad se vuelva tan difícil como divertida.  

Pero no todo es negativo, el juego ahora también permite poder reanimar a nuestros compañeros, curarlos con diferentes medicinas y acompañarlos para calmar su locura. De manera contraria si en algún momento algún integrante fallece nuestros niveles de estrés se elevarán considerablemente. Una función que me encanto como consecuencia a jugar en grupo. También vamos a vernos diferentes y escucharnos distintos gracias a nuevos comandos de voz.  

El juego contiene un realismo impresionante y por esto nos invita a interactuar con el ambiente. Encontrar elementos pequeños es fundamental para convertirlos en herramientas. Cosas simples como un hacha, una lanza, protectores, trampas para cazar y todo lo relacionado con la supervivencia de tu grupo. Su sistema de creación nos permite explorar, descubrir y sobre todo ir experimentando con todo lo que vamos recolectando. Algunas cosas serán para consumir, otras para curar, prender fuego, etc. Parte de este proceso, si lo hacemos sin ayudas, es sumamente entretenido y aún más con un grupo coherente.  

La palabra clave aquí es inmersión.  Y es que tendremos que ir con pies de plomo en este mapa, ya que estamos totalmente rodeados de peligros. Además, el proceso de fabricación de materiales, el inventario, la comprobación de nuestro estado y otros pequeños detalles, hacen de Green Hell una experiencia reconfortantemente infernal. Sobrevivir durante las primeras horas de juego en esta selva es difícil, no obstante, con experiencia, acabaremos adaptándonos a las mecánicas que presenta.

Un gran compañero en nuestra aventura son los mapas, una vez hayamos encontrado el primer mapa por la selva (existen un total de 3), tendremos que entenderlo y saber orientarnos. En ningún momento tendremos un minimapa para saber en qué posición nos encontramos en todo instante. Basta con ayudarnos del mapa y la brújula de nuestro reloj para situarnos e ir explorando. Las zonas que hayamos descubierto se marcarán en el mapa y nuestra posición se reflejará en el mapa también gracias al GPS de nuestro reloj.

Técnicamente es verdad que tiene sus altos y bajos. Tanto la experiencia en primera persona como la inteligencia en general de los seres vivos que nos encontramos no es lo más elaborado. Sin embargo, las grandes cosas sirven para tenernos a raya mientras las que no vemos son las letales. Buscar agua en el rio puede generar sanguijuelas, saltar sin pensar puede herirnos por una mala caída, caminar sin observar puede guiarnos a una picadura de araña o mordedura de serpiente, comer lo incorrecto puede infectarnos y puedo continuar por bastante más tiempo. Entender nuestro entorno nos permite sobrevivir. Como también el sistema de visor de cuerpo con el cual tendremos que ir viendo piernas y brazos en busca de la fuente de nuestro malestar para luego aplicar un remedio. Uno que puede solicitar ciertas plantas, cierta bebida o procedimiento para expulsar de nuestro cuerpo.  

Green Hell a esta fecha posee una base muy sólida, compleja y altamente satisfactoria. Su complejidad lo hace impresionante para empezar, no entender nada y arreglártelas a base de unas cuantas muertes. Para luego entender que la caída de sol es nuestro enemigo y tenemos que marcar un plan mental de progreso. Que debemos hacer y que no mientras buscamos algo más que agua contaminada para saciar nuestra sed. Este es sin duda un juego atractivo por una historia bien armada para jugar en solitario, pero creo que brilla, y mucho, en su apartado multijugador.  

Review
  • VEREDICTO
    RECOMENDADOTotal Score
    PUNTOS NEGATIVOS

    -Gráficos con muchos altibajos
    -Entrada al juego exigente
    -Dificultad (sin guía) compleja.

      PUNTOS POSITIVOS

      -Gran sistema de crafteo
      -Gameplay atrapante y pulido
      -Experiencias en coop inolvidables

        Leave a Comment

        Estamos en Vivo!
        ¡Cuanto Pochocolo!
        Login
        Loading...
        Sign Up

        New membership are not allowed.

        Loading...