Haxor – Un clásico de hoy

Climou y Fat Dog Games nos llevan de vuelta a un tiempo donde las cosas eran más sencillas, incluidos los videojuegos, sin tanta necesidad de infinitas mecánicas  ni enrevesado de las opciones de la jugabilidad, un juego simple, sencillo y que para los amantes de los metroidvania más clásicos encontraremos un juego que de haber salido en los 90 hubiera tenido un impacto bastante bueno.

El fin del mundo llega

Nos encontramos con que el planeta Haxor se encuentra al borde de un fatal destino debido a que las piedras vitales han perdido su poder, lo que está haciendo morir poco a poco al planeta.

Para impedir esta catástrofe, nos enfundaremos el traje como Kla, una exploradora perteneciente a la expedición destinada a encontrar nuevas piedras vitales para salvar nuestro mundo. Desgraciadamente nuestra nave sufre un accidente del que solamente sobrevivirá Kla en un mundo apartado y desconocido. A partir de aquí deberemos ir viajando por distintos mundos para llegar por fin a nuestro destino original y poder así salvar Haxor y su gente.

La historia es muy típica de los juegos retro de los que es heredero como Metroid o Castlevania, pero sí que han sabido añadirle unos cuadros de texto de conversaciones que ayudan de manera significativa a ponernos un poco en contexto en ciertos momentos y entender realmente qué está sucediendo.

Gatillo ligero

La jugabilidad sigue busca seguir con el aire a grandes clásicos y traerá un sistema simple donde nos permitirá movernos a una gran velocidad, pero que a veces se vuelve impreciso y nos costará más de un intento superar algún que otro obstáculo.

Los distintos enemigos que encontraremos podremos eliminarlos con nuestro fusil como ataque normal y de munición ilimitada o con misiles de mucho más daño pero limitados, pero que van regenerando automáticamente cada poco tiempo. Además estos misiles nos van a permitir utilizarlos para saltar más alto de lo que lo haríamos de manera normal.

Los bosses que nos encontremos desgraciadamente tienen una dificultad variada, mientras que enfrentaremos algunos bosses muy sencillos que básicamente solo deberemos disparar y ya, encontraremos otros donde el ritmo será mucho más frenético y deberemos de ir calculando dónde situarnos, disparar y como movernos a cada segundo, por lo que nunca sabremos cuales serán un auténtico reto o no.

Para ayudarnos con todo esto, como buenos alienígenas que somos y perteneciendo a la élite de los exploradores, Kla poseerá varias habilidades para ayudarnos como la invulnerabilidad e invisibilidad que nos serán extremadamente útiles a lo largo del juego tanto para superar obstáculos de los distintos dioramas como para enfrentarnos a los enemigos.

De mundo en mundo

Los distintos mundos que visitaremos nos presentarán distintos ecosistemas donde la biodiversidad y el propio mundo nos pondrán trabas para avanzar a cada paso.

Aunque para los bichos usaremos nuestro armamento, el mundo es otra cosa. Nos vamos a ir encontrando como los distintos dioramas se van complicando y añadiendo nuevas trampas y nuevas mecánicas simples, pero que a la postre nos irán generando ese reto que todo juego debe tener.

Para poder terminar cada mundo deberemos de conseguir un conjunto de letras clave para abrir la cerradura final y poder avanzar al siguiente diorama o pantalla. Decir que muchas veces hay más letras de las que realmente necesitamos, por lo que deberemos intentar coger todas las que nos encontremos para poder desbloquear la puerta final.

A aparte de las letras para abrir la puerta final encontraremos dos coleccionables, las monedas y los diamantes. Ninguno de los dos será necesario para finalizar el juego, pero añade algo más de tiempo de juego para aquellas personas que gozan o necesitan de completar los juegos al 100%.

Obviamente tanto las letras como los coleccionables nos traerán la metodología metroidvania que nos hará revisar una y otra vez todos los caminos posibles para alcanzar el 100% de coleccionables, o simplemente pasar al siguiente nivel, ya que el juego se encarga de tener siempre dos o tres caminos que inspeccionar y que a la postre son obligatorios para terminar el diorama.

El arte del pixel

El juego tiene un claro reflejo en los juegos más clásicos sin intentar en ningún momento actualizar, refinar o intentar mejorar ningún aspecto gráfico, lo que no es ni malo ni bueno, simplemente intentan buscar ese sentimiento retro que los más amantes de este género apreciará fervientemente.

Lo que sí que han sabido aprovechar es la potencia de la tecnología actual, dejando un juego totalmente fluido, donde no habrá problemas de cargas ni esperas, y donde no encontraremos ningún bug ni problema.

Música a 8 bits

El juego viene con un sonido acorde al aspecto retro por lo que no está totalmente basado en aquellos sonidos de 8 bits que recordaremos de nuestras infancias.

En contraposición todo el texto viene en inglés, pero con un nivel simple y teniendo un tiempo para leerlo más que sobrado que permitirá que todos puedan ir entendiendo todo lo que se nos va contando sin apenas problemas.

Conclusión

Un juego muy abocado a un tipo de jugador amante de los clásicos de 8 bits que encontrarán en este Haxor un claro heredero de aquellos juegos que los enamoraron y que aún hoy día consiguen enganchar a miles de personas.

Review
  • Lo Bueno
    ClasicoTotal Score

    +Se mantienen fiel a los estandares de los metroidvania más clásicos
    +Han aprovechado la tecnología actual para añadir fluidez al juego

    • Lo Malo

      -Un juego demasiado de nicho, que muchos jugadores pasarán por alto

      Leave a Comment

      Login
      Loading...
      Sign Up

      New membership are not allowed.

      Loading...