Sniper Ghost Warrior Contracts – Primeras confiables impresiones

Es muy extraño lo que sentí al empezar con Sniper Ghost Warrior Contracts. Usualmente al introducirme en este tipo de juegos espero una desconexión para olvidarme o distenderme mientras mató a cuanto enemigo tenga que cruzarme. Ir de un punto a otro elaborando estrategias, armando equipos especiales o simplemente convertirme en un asesino a sangre fria. En todo caso, al final fue siempre para desconectar y simplemente pasar un buen tiempo sin enroscarme con tramas complicadas o planeamientos a largo plazo. Para mi sorpresa el impacto de la presentación me lleno de emoción y energía. La introducción me hizo sentir como si fuese Tony Stark (Iron Man) hablando con J.A.R.V.I.S. pero en el papel de un sicario con un rifle de larga distancia.

Pues bien, nuestro objetivo como asesino de larga distancia (mayormente) es ir viajando por diferentes y amplias locaciones aniquilando a nuestros enemigos. También recopilando información y hacerlo sin que nos descubran y maten en el proceso es fundamental. A medida que avancemos en el terreno, las entradas y salidas son visibles, muy bien planteadas para poder ir moviéndonos entre zonas. Cada una con diferentes estructuras en tamaño y cantidad de enemigos. Algo que crea gran diversidad y continuidad para no sentir aburrimiento o que todo el proceso se vuelva repetitivo. Sobre todo porque la mayor parte del tiempo es tener que posicionarse, apuntar y disparar.

Sin embargo, esto a su vez es lo más interesante, ya que con nuestro fiel rifle de larga distancia a mano, iremos buscando y analizando diferentes posiciones para dar de baja a diferentes tipos de enemigos. Cada nueva locación puede ir creando situaciones para objetivos específicos y todo lo que vayamos haciendo en todo el mapa se van sumando para el desarrollo completo de la locación.

En cuanto a los apartados audiovisuales se ve una progresión a sus antecesores, todo se escucha correcto, todo se vuelve inmersivo. Andar por nieve, entre montañas, dentro de estructuras tanto en alto o bajo son variaciones a nuestros tipos de ataques. Algo que va haciendo variar nuestro desempeño en cuanto al disparo con respecto a las distancias, los vientos y el movimiento de los enemigos.

El único y constante problema del juego es la inteligencia artificial que se desarrolla en todo lo que respecta a enemigos. Muchas veces discuto sobre el realismo que se le debe dar a este tipo de juegos. El eterno problema de «me ven, me oculto y se les pasa todo estado de alerta en el que estaban». Desgraciadamente también pasa con la maquinaria, aunque te encuentre y sorprenda termina alertando pero en poco tiempo todo vuelve a la normalidad. Como si hubiesen liquidado la situación a tal punto en que el cuerpo del sospechoso ya está colgado y expuesto ante todo los integrantes de estas organizaciones. La realidad es que no importa la dificultad o el tiempo que te vean y persigan. Si escapas, después de cierto tiempo todo vuelve a su cauce original.

De esta manera Sniper Ghost Warrior Contracts crea así un juego con una estructura de pilares sólidos, pero con base inestable. Esto deja todo lo demás al punto en donde uno no sabe si realmente quiere habitar o esquivar esto que fácilmente se puede desplomar sobre nuestra cabeza. Este tipo de juegos terminan siendo uno de esos casos donde un apartado, que suele ser de los más difíciles en la historia de los videojuegos, tranquilamente puede arruinar una experiencia pulida y llena de pretensiones positivas. 

Esperemos que en su lanzamiento haya cambios relativos para este nuevo «Sniper Ghost Warrior Contracts». El cual estará a la venta a precio reducido para PC, Xbox One y PS4 el próximo 22 de noviembre.

Leave a Comment

Login
Loading...
Sign Up

New membership are not allowed.

Loading...