Watch Dogs Legion – Impresiones Gamescom 2019

Durante la Gamescom 2019 que está teniendo lugar en Colonia hemos tenido la oportunidad de probar Watch Dogs Legion en el recinto habilitado para la prensa por Ubisoft, durante 45 minutos hemos podido jugar, sin capturar, de esta tercera entrega de la saga de hackers más famosa de los videojuegos en el panorama actual.

Al contrario de lo que ocurría en la segunda entrega donde recorríamos los barrios de la soleada San Francisco, nos trasladamos a la lluviosa y tenebrosa Londres en un futuro cercano, en el que la tecnología y las inteligencias artificiales han generado una crisis social y económica. En este marco, la vigilancia sobre los ciudadanos se ha extremado hasta límites distópicos, los drones y cámaras son forzosos compañeros en el día a día de los ciudadanos londinenses. El control corporativo es por tanto asfixiante.

A cargo de esta sociedad de vigilancia de encuentra la corporación Albion, la cual cuenta no solo con dispositivos de vigilancia, si no, además, con unas fuerzas armadas propias que inundan las calles al servicio del gobierno. Con el enemigo claramente diferenciado nos enmarcamos en DedSec que se ha establecido como única resistencia a esta opresión, y para ello deberán de contar con el mayor número de aliados posibles. De esta forma, seremos nosotros, como jugadores los que tendremos que hacernos cargo de reclutar a los nuevos miembros de la organización siento todos, y digo todos, los personajes no jugadores del juego objetivos potenciales.

En este punto descubrimos que cada uno de estos pnj’s tienen además su propio trasfondo, amistades y círculos de influencia, así como sus propias habilidades y puntos fuertes, así como una apariencia única que, según nos han explicado desde Ubisoft, se generan al cruzar distintos patrones establecidos para generar así sujetos no solo con apariencia distinta, sino también con sus propias animaciones faciales y corporales.

Además, cada uno de estos personajes cuenta con una agenda propia, pudiendo ir a distintos lugares y encontrarse con personas, aunque si que es cierto que no hemos encontrado mayor relevancia a estos hechos en los 45 minutos que hemos dispuesto para llevar a cabo nuestra partida.

Lo que sí que es cierto es que como gestionemos a nuestros potenciales aliados, así como nuestras acciones les pueden llevar no únicamente a formar parte de DedSec, sino a caer en las garras de Albion o tornarse en delincuentes, su afinidad con nuestra causa se muestra a través de una barra que se ira llenando conforme vayamos realizando acciones que favorezcan su alineamiento con la resistencia. De esta forma llegado el momento idóneo deberemos de llevar a cabo una misión específica para unirlos a nuestra causa.

Cada uno de estos personajes gana experiencia y niveles de manera individual, tiene sus propios perks y pueden pertenecer a su propia clase, además podemos comprarles ropas, y tendrán sus pertenencias propias que no se podrán intercambiar con otros reclutas. Todo esto adquiere una nueva dimensión gracias a un sistema de permadeath en el que si morimos perderemos a ese integrante de DedSeC para siempre, por lo que en ocasiones rendirse e ir a la cárcel puede ser una mejor opción.

Una vez reclutamos aun nuevo agente le tendremos que asignar una clase a elegir de entre: Enforcer, bueno en combate y con explosivos; Infiltrator, el cual utiliza la realidad aumentada en su favor para el sigilo y el combate cuerpo a cuerpo; y finalmente el Hacker, que tiene en su haber un dron araña que ejecuta a los enemigos con ataques cuerpo a cuerpo con una animación que nos recuerda a Alien.

En su campaña principal una de las cosas que más me ha llamado la atención es que las misiones se podrán empezar con cualquier personaje, adaptando el juego sus escenas cinemáticas al personaje que controlemos en ese momento. La campaña principal contará con un total de 60 misiones repartidas en 5 líneas argumentales diferentes, además de todas las secundarias, tareas, y misiones de reclutamiento.

En la demo que me han dejado probar tenía disponible una pequeña, aunque suficiente, parte del mapa, en él se visitaban las regiones de Westminster y Candem, claramente diferenciadas en estilos y, sobre todo, en sus habitantes, porque como me afirmaron desde el equipo de desarrollo, la gente de Candem, por su idiosincrasia tendrá mayor disposición a alinearse con DedSec que lo serios habitantes de Westminster. En el gameplay puede conducir vehículos, hackear terminales, drones, puertas, móviles, en definitiva, hacer todo lo que hace a Watch Dogs disfrutar de su propia identidad. En algunas ocasiones el sigilo fue la opción perfecta, mientras que en otras tuve que decantarme por sacar la pistola, pero, ojo aquí, cuidado con que personaje utilizas para comenzar la misión, ya que en mi caso tenía a una señora mayor y esta no dispone de las mismas facultades física que otros más jóvenes, por lo que las habilidades de parkour y correr están muy disminuidas, siendo esto un hándicap. Hay que tener en cuenta que una vez que iniciemos una misión con un determinado agente no podremos cambiar a otro a no ser que reiniciemos la partida.

Desde Ubisoft se nos advirtió de que estábamos ante una alfa en el desarrollo, pero me sorprendió que la ciudad estaba ya unos niveles que podemos considerar como terminados, lo cierto es que el juego mostró algunos fallos típicos de las versiones no acabadas del desarrollo. En definitiva, Watch Legion está llamado a ser uno de los juegos de 2020 que saldrá a la venta el próximo 6 de marzo, en PS4, Xbox One y PC.

 

Leave a Comment

Login
Loading...
Sign Up

New membership are not allowed.

Loading...