Lust From Beyond – Análisis

Lust from beyond es un juego psicológico de terror y con bastante contenido adulto. Inspirado en los trabajos de Lovecraft, Giger, and Beksiński. Nuestro protagonista es Victor Holloway, un anticuario que últimamente sufre las visiones más raras y vívidas que una persona podría tener. A primera vista, uno se siente atraído por todo lo que ofrece este nuevo mundo repleto de misterios, de personajes por descubrir e historias que contar. Pero a medida que vamos avanzando, esa atracción empieza a desaparecer.

Entre dos mundos y muchas mecánicas

Lust from beyond nos llevará por distintas locaciones, pero hay dos que son las principales. Bleakmoor, un pequeño pueblito de massachusetts con una ambientación bastante obscura y sin vida, las calles están vacías, las puertas cerradas y al llegar nadie nos recibe, ni siquiera el querido Dr. Charles Austerlitz, quien supuestamente nos ayudará con nuestro problema. Aquí descubriremos que nos encontraremos en medio de una disputa entre los cultos, Scarlet Lodge y Cult of Ecstasy. Ambos buscan descubrir los secretos de Lusst’ghaa, un misterioso mundo y el principal hogar de las visiones que sufre nuestro personaje.

Ya sea que estemos en Bleakmoor o en Lusst’ghaa, la idea principal de Lust from beyond es la misma, caminar por sectores casi líneales, en especial en la segunda locación, resolver algunos puzzles, y evitar a toda costa a los enemigos. Se podría decir que lo clásico en este tipo de juegos de terror psicológico. Ahora bien, de todas estas mecánicas ninguna lo hace de la mejor manera, y eso que no estoy contando las “extras”.

Para empezar los puzzles tienen dificultades completamente random, podemos encontrarnos en el principio del juego con algunos que son complicados y no tenemos ni una mínima pista de lo que hay que hacer, como estar en los últimos momentos del juego y que básicamente nos lleven de la mano y nos indiquen en dónde cada cosa. En lo que respecta al enfrentamiento con los enemigos, el juego nos recomienda que los evitemos a toda cosa, que entrar en combate equivale a morir. Esto es real, pero solo con los enemigos que son más grandes que nosotros, ni bien conseguimos nuestra primer arma que es un cuchillo, a los enemigos los podremos matar fácilmente. Ni hablar cuando obtenemos la pistola, hasta los tan “peligrosos monstruos” de Lusst’ghaa mueren de dos balazos en el pecho. Para colmo en ese momento de la historia tenemos balas infinitas también.

Esto me lleva a una de las mecánicas que denomino “extra”. Mediante una especie de orbes que solo encontramos en el otro mundo, podremos aumentar nuestra barra de vida y salud mental. En Lust from beyond, la primera vez que estamos en Lusst’ghaa y vemos a una de estas criaturas demoníacas, nos aclara que la salud mental es muy importante y que nunca debe llegar a 0. Decidí hacerle caso a la recomendación y por ende me enfoque en ese atributo. Es la mecánica más al pedo de todas, ya que está repleto de ítems para recuperar HP y salud mental, por lo que básicamente no tiene sentido alguno.

Además el juego tiene momentos de Quick Time Events, que inclusive nos brinda una opción de que se hagan automáticamente. ¡No marquen esta opción, es una trampa! Me pasó de morirme seguidamente en un mismo punto porque el juego me solicitaba hacer el QTE, pero solo me dejaba tocar una vez y después no más, por ende fallaba. Hasta que no desactive la dicha opción de accesibilidad no pude seguir avanzando.

La fuerza del placer, los dioses y la narrativa

La narrativa de Lust from beyond, es el verdadero plato fuerte del juego. La historia sobre cómo llegar a los dioses a través del placer, se cuenta casi perfectamente por los distintos capítulos (16) que plantea el equipo de Movie Games. Finalizar el juego en su totalidad, sin apurarnos demasiado nos llevará aproximadamente unas 10 hs. Eso equivale a básicamente pasear por casi todos los recovecos de Bleakmoor y Lusst’ghaa, como así también entablar conversación con la gran mayoría de los personajes y conocer un poco más de su historia. Digo poco, porque realmente no hay demasiado trasfondo de los personajes, sacando algunos de los principales.

El juego nos da la oportunidad de elegir entre dos finales y según los desarrolladores estos dos finales poseen más de 10 variaciones. Estas variaciones son en base a los diálogos que elijé nuestro personaje a lo largo de la aventura. Lo raro es que no me dan las cuentas, ya que los momentos claves en los que nuestras decisiones afectan mínima, muy pero muy mínimamente el juego son 3, y una de ellas es el final del juego. En dónde decidimos ver el final A o B. Y honestamente llegando al final del juego se me volvió tan tedioso, que no me molesté en buscar otras variantes. Para que entiendan esta decisión, el juego no nos da la chance de jugar ciertos capítulos una vez que terminamos el título, sino que deberemos volver a jugar por completo toda la historia.

Por último si queremos comprender la historia por completo, deberemos también jugar Lust from beyond Scarlet y Lust from beyond prologue. Son dos juegos completamente gratuitos que tienen que ver con situaciones y momentos del juego que sucedieron antes de la llegada de nuestro personaje a la mansión del Cult of Ecstasy.

Una obscura inmersión

Otro de los aspectos destacables de Lust from Beyond, es la ambientación y la forma en que nos introduce por completo en estos dos mundos. Cada vez que ponemos en pie en Bleakmoor, inclusive la primera vez, notamos que algo no está bien, que es todo muy raro y turbio como para que las calles estén tan vacías. A medida que avanzamos, y las calles se empiezan a llenar de enemigos, baja un poco el miedo o nerviosismo, pero los escenario, música y efecto logran que saltemos un par de veces.

Esta bien, yo no soy la persona más valiente del mundo en este tipo de juegos, de hecho el amnesia que sería lo más cercano a Lust from beyond, nunca he podido jugar más de 10 minutos porque la música, los ruidos y esa sensación constante de que algo me va a atacar, me pone muy nervioso. Esta sensación la tuve en cada momento que pisaba Lusst’ghaa. Más de una vez he girado la cámara pensando que tenía algo detrás de mí.

Conclusión

Lust from beyond arrancó muy pero muy bien, inclusive a pesar de ciertos errores de jugabilidad. Pero a medida que fui avanzando, el juego comenzó a convertirse en algo tedioso, en especial en los momentos que me he muerto por enemigos que han aparecido de la nada y tuve que repetir por completo ciertos puzzles. Quizás si sos muy fan del género y de H.P. Lovecraft, puedas disfrutarlo más.

Leave a Comment

Cuanto Pochoclo! Video Feed
Comments Box SVG iconsUsed for the like, share, comment, and reaction icons
Episodio 53 - El show de sony 2021 - Las noticias de la semana y nuestra mirada acerca de el Playstation Showcase

Episodio 53 - El show de sony 2021

Las noticias de la semana y nuestra mirada acerca ...

Ver Mas!
¡Cuanto Pochocolo! PodCast
Login
Loading...
Sign Up

New membership are not allowed.

Loading...